Comencé a buscarte sin saber lo ciego que estaba porque las almas gemelas no se encuentran en alguna parte, sino que viven dentro de del otro todo el tiempo.

Comencé a buscarte sin saber lo ciego que estaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *