“No fue en mi oído donde susurraste, sino en mi corazón. No fueron mis labios los que besaste, sino mi alma” Judy Garland

No fue en mi oído donde susurraste, sino en mi corazón
Etiquetado en:Frase celebre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *