No soy nada especial, no he escrito grandes obras ni tengo monumentos con mi nombre y seguramente, después de mi muerte, seré olvidado. Pero te he amado con toda mi alma y mi corazón y para mi, ser recordado en tu corazón es el único premio que necesito.

No soy nada especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *