Si alguien me pregunta cuánto tiempo hemos estado juntos, siempre responderé ‘no lo suficiente’, pues para mi me falta la eternidad para poder amarte.

El amor y el universo son las dos únicas cosas que son infinitas.

El amor es una palabra que todos utilizan, pero que sólo la comprende el corazón.

Podría decir que te amaré para siempre, pero ‘para siempre’ nunca será suficiente.

Seduce mi cuerpo y seré tuya una noche, ama mi alma y seré tuya para siempre.

Anoche vi al cielo y comencé a utilizar las estrellas para contar las razones que me hacen amarte. Todo iba muy bien, hasta que me quedé sin estrellas.

La mejor forma de amar es ayudar al otro a convertirse en una versión mejorada de si mismo.

Mi corazón ahora es perfecto, porque tú habitas permanentemente en él.

El amor es un acto de amabilidad eterna, donde una mirada tierna se convierte en un hábito.

Un beso de tus labios es un instante de pocos segundos que se transforma en una eternidad en mi corazón.

Toma un par de segundos decir ‘te amo’, un par de horas para tratar de explicarlo pero tardamos una vida entera para probarlo.

El amor no era más que una palabra hasta que llegaste tú y le diste un verdadero significado.

No importa el material del que estén hechas las alamas, sólo tengo la certeza de que la tuya y la mía son iguales.

Un beso, un abrazo, una mirada cálida de una persona sincera: fueron las únicas cosas que necesité para comenzar a creer de nuevo en el amor.

Vivo por tus besos, mi alma recuerda cada uno de ellos.

Habitas en la piel de mi deseo, en el último rincón de mi corazón. Es por ello que siempre estás a mi lado, sin importar la distancia que haya entre nosotros.

Hay gente que tatúa su piel y saben que se llevarán esos dibujos a la tumba. Yo te llevo grabada en mi alma y es por eso que estarás conmigo toda la eternidad.

Pensamientos románticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *