Prefiero tener piernas que no me sirvan para caminar, lengua que no pueda hablar o unos labios incapaces de hablar que tener un corazón que no pueda amar. El amor es todo.

Prefiero tener piernas que no me sirvan para caminar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *