Un buen amigo no es el que te presta su sombrilla, sino el que la pone de lado y salta contigo hasta empaparse.

Un buen amigo no es el que te presta su sombrilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *